La Economía en la formacion educativa de todos

La Organización Internacional de empleadores: Prioridades empresariales en Iberoamerica
Avances y Retos de las exportaciones Colombianas

El Mundo

Por Moisés Bittán

El estudio de la Economía no es privilegio exclusivo del economista o del profesional de las ciencias sociales. Al ser la Economía una ciencia que estudia al hombre en su lucha por resolver el problema económico, requiere por tanto, que todo ciudadano, medianamente culto, tenga cierto conocimiento de la estructura y funcionamiento del sistema económico en que interactúa.

Todo ciudadano se enfrenta diariamente a problemas y comentarios de orden económico: desempleo, inflación, ahorro, inversión, interés, precios, impuestos, etc., son aspectos que obligan a los ciudadanos a definir cómo deben distribuir sus ingresos en función de sus  necesidades más esenciales; cuáles productos y a qué precios debe consumir; qué hacer con el ahorro; cuál actividad económica puede desarrollar.

La Economía, como ciencia social, estudia el móvil económico que tiende a la satisfacción de las necesidades materiales, pero que se refiere a su bienestar en el organismo social. Es una ciencia que forma parte de las disciplinas sociales, es decir de aquellas que tienen como objeto de estudio al hombre en sus diversas manifestaciones. Estudia al hombre en su lucha por resolver el problema económico supeditado siempre a la escasez de múltiples recursos y supeditado siempre a restricciones presupuestarias. Lo económico presupone una peculiar relación entre el hombre y los medios que emplea para alcanzar sus fines. Es decir, lo económico implica una vinculación especial del hombre con la naturaleza que lo rodea.

LA FORMACIÓN DE BUENOS ECONOMISTAS

Vivimos en una sociedad en que la ciencia y la tecnología ocupan un lugar fundamental en el sistema productivo y en la vida cotidiana en general. La población necesita de una cultura científica y tecnológica para aproximarse y comprender la complejidad y globalidad de la realidad contemporánea, para adquirir habilidades que le permitan desenvolverse en la vida cotidiana y para relacionarse con su entorno, con el mundo del trabajo, de la producción y del estudio.

La sociedad ha tomado conciencia de la importancia de las ciencias y de su influencia en temas como la salud, los recursos alimenticios y energéticos, la conservación del medio ambiente, el transporte y los medios de comunicación, las condiciones que mejoran la calidad de vida del ser humano. Es necesario que amplios sectores de la población, sin distinciones, accedan al desafío y la satisfacción de entender el universo en que vivimos y que puedan imaginar y construir, colectivamente, un  mundo sustentable.

La educación general, y en particular la formación de un economista, debe evolucionar en función de las demandas de una sociedad progresivamente compleja, que requiere para su funcionamiento un desarrollo intensivo de las capacidades individuales que favorezcan la incorporación a procesos productivos complejos y la flexibilidad mental necesaria para asumir distintos roles en una sociedad dinámica. Además, la formación del economista deberá procurar el desarrollo de una capacidad crítica y creativa que permita incidir en la modificación de la realidad social, dentro del campo económico.

El buen diseño e implementación de las políticas económicas requiere de buenos economistas sólidamente formados y socialmente comprometidos con su entorno, no sólo en el manejo de herramientas analíticas, sino también en la comprensión de las realidades económicas, sociales e institucionales de sus países. La formación de este economista, con perfil analítico, observador e inquisitivo, no termina en la universidad, sino que allí comienza con su labor.

El mercado y su funcionamiento se manejan bajo determinadas variables y condiciones, para entenderlas debemos reducir al estudio de la economía y su entorno. Para realizar el estudio económico ha de investigarse y analizarse diferentes conceptos lo que representan las teorías y los modelos y la determinación de los mismos. En nuestro país están sucediendo una serie de procesos a todos ya que somos participes de los mismos. Estamos en él deber de entender y analizar esta situación porque como agentes protagónicos nos interesa no solo estar informado sino ir en la búsqueda de soluciones. Como profesionales es de interés comprender los procesos que en el ámbito económico se desarrollan en Venezuela y una región.

La formación de economistas debe incorporar la visión compleja a la cual contribuyen hoy las distintas escuelas de pensamiento. Formulaciones heterodoxas progresan en el sentido de hallarse con la realidad en cualquier momento, si la política cambia, y con ellas resurge la economía política y otra política económica puede colocarse al mando en la sociedad. Esas formulaciones heterodoxas se corresponden con la escuela evolucionista, la economía experimental, la economía ecológica, el neoestructuralismo y la escuela postkeynesisna.

Habrá  que agradecerle al siempre recordado profesor Domigo Felipe Maza Zavala todas sus aportaciones que nos legó en pro del acervo teórico  de esta ciencia y para la compresión del ciudadano común de la incidencia de estos fenómenos en su diario trajinar. Probablemente entre los tributos de mayor trascendencia que podríamos rendirle a su ideario sería hacer accesible a muchos de nuestros conciudadanos esos conocimientos indispensables para el desarrollo de nuestro país en todos sus contextos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

anti-SPAM *