Ley para las empresas de tecnología financiera

Estrategias anticíclicas y de consolidación comercial
Soportes al ecosistema emprendedor

La inversión en tecnologías innovadoras suelen abaratar los costos y elevar los niveles de bancarización e igualmente hacer más inclusiva la actividad aseguradora.

El término “Fintech” deriva de las palabras inglesas “finance technology” y se utiliza para denominar a aquellas empresas que ofrecen productos y servicios financieros, haciendo uso de tecnologías de la información y comunicación, como páginas de internet, redes sociales y aplicaciones para celulares. De esta manera prometen que sus servicios sean menos costosos y más eficientes que los que ofrecen la banca tradicional. Tiene diferentes variantes, entre las que se encuentran términos como crowdfunding (financiamiento colectivos de proyectos), préstamos entre pares, gestión algorítmica de activos, recolección de datos, calificación crediticia, monedas digitales, entre otras.

Estas empresas financieras operan como intermediarios en transferencias de dinero, préstamos, compras y venta de títulos financieros, así como asesoramiento financiero. Las áreas en las que se desenvuelven son: pagos y remesas; préstamos; gestión de finanzas empresariales; gestión de finanzas personales; crowdfunding; gestión de inversiones; seguros; educación financiera y ahorro; soluciones de scoring ( Calificación Crediticia ), suplantación de identidad y fraude; corretaje y mercados; entre otros. Estas entidades resultan atractivas principalmente para personas jóvenes, ya que la mayoría de ellas están vinculadas a tecnologías relacionadas con dispositivos móviles, y generalmente, no hay necesidad de trasladarse a una sucursal para llevar a cabo algún trámite; por lo que son innovadoras y flexibles al público.

Las Fintech avanzan a pasos acelerados, lo que resulta una buena noticia para los clientes que la banca institucional no atiende, pero al mismo tiempo constituye un riesgo porque el sector aún no está suficientemente regulado, al menos en varios países cuyos mercados son emergentes.

Países como Reino Unido, Australia y Estados Unidos, ya cuentan con mecanismos regulatorios satisfactorios en materia Fintech. Incluso en Reino Unido instauró un estímulo fiscal para quienes invirtieran en startups (emprendimientos tecnológicos) orientadas a Fintech. En Estados Unidos en 2012 el presidente Barack Obama promulgó una ley denominada ‘Jumpstart Our Business Startups Act’ (Jobs Act, por sus siglas en inglés) que estableció que cualquier persona puede invertir en Startups, no sólo inversionistas acreditados.

En mi reciente viaje a México, pude constatar, que en la actualidad este país norteamericano, lidera el mercado ‘Fintech’ en nuestra región. Recientemente empresas de Fintech y representantes del Banco de México y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, conjuntamente con el Ministerio de Hacienda, se encuentran desarrollando propuestas para establecer un marco regulatorio de vanguardia para el sector.

La Ley de Tecnología Financiera, conocida como la Ley Fintech, nace ante la necesidad de una regulación para proteger a los usuarios y establecer las reglas para las empresas de esta industria, desde plataformas de pagos electrónicos, plataformas de crowdfunding como Play Business ( pequeñas inversiones colectivas en proyectos innovadores ) y activos líquidos virtuales como los son las criptomonedas o dinero innominado. La relevancia de esta ley ofrece la oportunidad de fomentar el crecimiento de las empresas del sector. Igualmente, la propuesta se enfocará en prevenir algunos riesgos que han ocurrido en varias partes del mundo, como el fraude, en el caso de las plataformas de crowdfunding, y el lavado de dinero a través de las criptodivisas o pagos móviles. Se regularán las plataformas que realizan actividades financieras con el uso de la tecnología, especialmente las que operan en temas como fondeo colectivo, fondos de pago electrónico y la administración de activos virtuales. Además, el marco regulatorio servirá para fomentar la competencia o pondrá obstáculos a jugadores informales y a las actividades fraudulentas.

Estos cambios tendrían implicaciones para los bancos e instituciones financieras no bancarias que han estado incrementando su exposición a las firmas de Fintech a través de inversiones de capital, capacitación de recursos humanos, alianzas estratégicas y participación en empresas nuevas.

En resumen, la Ley Fintech mexicana se basa en cinco ejes: profundización financiera, protección al consumidor, preservación de la estabilidad del sistema financiero, promoción de la competencia así como prevención de lavado de dinero y financiamiento al terrorismo.

Para cada país en particular, la regulación de la actividad a través de una adaptación de su legislación, como la Ley Fintech, puede ser clave para el futuro del sector de las Fintech y del sistema financiero de dicho país. Dicha regulación de la industria financiera un hecho positivo, ya que irá a proteger los intereses de los consumidores y de todos los agentes económicos involucrados. Se establece las reglas del juego para que el proveedor y usuario en su interconexión, lo hagan en situaciones paritarias y se potencie la innovación, además de permitir las asociaciones entre sectores tradiciones como la Banca y las Aseguradoras como las Fintech. El hecho de que se defina un marco regulatorio que organicen los parámetros de acción de las partes es de gran importancia.

La inversión en tecnologías innovadoras suelen abaratar los costos y elevar los niveles de bancarización e igualmente hacer más inclusiva la actividad aseguradora. Un sector financiero de vanguardia dinamiza a su vez otros sectores de la economía.

La revolución digital es una realidad. La forma en que las personas acceden a productos y servicios es de suma importancia y se requiere innovar y conocer las tendencias, modas y peticiones de los clientes para poderles ofrecer y responder a sus necesidades. Se debe impulsar al marco regulatorio a tono con las tendencias del sector ya que pueden dinamizar o ralentizar las industria digital en general y las Fintechs en particular.

@moisesbittan
Director de Finantop

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

anti-SPAM *