EL PARLAMENTO LATINOAMERICANO: Un foro para el avance de la integración de nuestros pueblos.

ARGENTINA: Un Caso de Crecimiento Económico, Integración y Derechos Civiles
LA OPEP: De regulador del mercado crudos a pontenciador de regímenes democráticos

El Mundo

Por Moisés Bittán

El Parlatino y sus orígenes

El Parlamento Latinoamericano (Parlatino), es un organismo regional, permanente y unicameral, integrado por los Parlamentos nacionales de América Latina, elegidos democráticamente mediante sufragio popular, cuyos países suscribieron el correspondiente Tratado de Institucionalización el 16 de noviembre de 1.987, en Lima -Perú, y aquellos cuyos Estados se adhirieron al mismo o lo hagan en cualquier tiempo, de conformidad con los procedimientos señalados en este Estatuto.

Sus orígenes se remota en una lucha de hace mediados del siglo, el cual se concretó El 10 de diciembre de 1964, en la ciudad de Lima, la constitución del Parlamento Latinoamericano, el cual, según uno de los parágrafos dela Declaraciónde Lima, suscrita en esa oportunidad es una institución democrática de carácter permanente, representativa de todas las tendencias políticas existentes en sus cuerpos legislativos; y está encargada de promover, armonizar y canalizar el movimiento hacia la integración.

El Parlatino como escenario internacional

Entre sus propósitos más importantes y fundamentales es el deber de defender la libertad, la democracia y los derechos humanos. Se debe resaltar la importancia del Parlamento Latinoamericano y hacerlo funcionar –por el bien de los pueblos representados- en materia de Derechos Humanos, Desarrollo Económico, en el tema y combate del terrorismo, narcotráfico, etc.

El Parlatino se convierte en un escenario internacional de denuncia, ya que este ente de integración regional tiene como sus potestades, entre otras, la defensa de la democracia en los países latinoamericanos defendiendo la plena vigencia de la libertad, justicia social e independencia económica; fomentar el desarrollo económico y social; velar por el respeto a los derechos humanos; luchar por la supresión de toda forma de colonialismo y contra la discriminación; formular políticas de solución a los problemas sociales, económicos, culturales y de política exterior de la comunidad latinoamericana; contribuir a la afirmación de la paz, la seguridad y el orden jurídico internacionales; denunciar y combatir el armamentismo y la agresión de quienes sustenten la política de la fuerza, a lo interno y a lo externo; canalizar y apoyar las exigencias de los pueblos de América Latina en el ámbito internacional respecto al justo reconocimiento de sus derechos y garantizar la vida constitucional y democrática de los Estados.

Fortalecimiento de instituciones democráticas y compromiso.

Este sistema de convivencia política y social debe ser resguardado, evaluado y mejorado permanentemente, pues al depender intrínsecamente de los valores de equidad, justicia e igualdad, las democracias liberales de nuestro tiempo deben luchar constantemente contra diversas amenazas y retos; en nuestro continente, éstas amenazas crecen al amparo de las limitaciones y distorsiones económicas, políticas y sociales. Es por ello que, a partir de su legitimidad como organismo plural y representativo, el Parlatino debe apoyar activamente el fortalecimiento de nuestras instituciones democráticas, desarrollarse como un espacio de debate y diálogo democrático, articular experiencias y promover la recíproca asistencia de los parlamentos nacionales en las diversas áreas del desarrollo institucional.

El compromiso del Parlamento Latinoamericano, como organización de profunda vocación humanista, es con cada uno de los habitantes más desprotegidos dela Región.Espor ello que se debe asumir con vitalidad y entusiasmo el trabajo por la concreción de los Objetivos de Milenio para el desarrollo, en cada uno de los Estados de América Latina.

Relaciones con otros países y parlamentos

Se debe destacar la importancia en la ampliación geopolítica del Parlamento con la adhesión de nuevos países, pretendiéndose buscar la adhesión de Haití, Guyana, Belice, Jamaica, Guyana Francesa y Puerto Rico. De igual manera, lograr aproximar aún más el Parlatino de los parlamentos subregionales con el objeto de fortalecer institucionalmente tales organismos, invitándose al Mercosur, al Andino y al Parlacen, para que participen enla Asamblea Generalcon delegados y para que designen un vicepresidente cada uno que haga parte dela Junta Directiva.Con esta labor se estaría generando un espacio de discusión común. Además, el articularse con los parlamentos del Mercosur y Andino para conformarla Asamblea ParlamentariaSuramericana, y la firma de convenios internacionales con otros actores parlamentarios de relevancia mundial, tales como el Consejo de Europa, para fortalecer la acción del Parlatino en defensa de los derechos humanos; con el Parlamento Hindú; con el Parlamento Árabe; y, con el Parlamento Ruso, entre otros.

Venezuela en el Parlatino

Es importante resaltar que la legitimación activa para poder nombrar a los funcionarios para ejercer sus funciones, debe ser por mandato popular. Es por tanto fundamental la participación del electorado en nuestro país y así hacer valer lo que consagra el artículo 53 dela Constitucióndela República Bolivarianade Venezuela, que promueve la integración de nuestros pueblos.

Venezuela, como miembro de un órgano comunitario o de integración como lo es el Parlamento Latinoamericano, ha de tomar el papel por parte de los ciudadanos aptos y capaces para ejercer el derecho activo del sufragio, el elegir de forma popular, directa y secretamente a sus representantes o diputados por Venezuela al Parlamento Latinoamericano. Pero, un acto como ese, aunque es un avance significativo en la perfección de la democracia y de la igualdad política internacional, aun no es suficiente, puesla Comunidad Latinoamericanade Naciones sólo será posible y real en la medida en que enla América Latina, los habitantes de cada país voten sobre decisiones comunitarias.

A la luz del próximo proceso electoral del 26 de Septiembre para la elección  de diputados para el Parlamento Latinoamericano es menester que cada elector tome en cuenta la experiencia y las ofertas electorales de los candidatos candidato por encima de movimiento político  que promuevan sus candidaturas para garantizar voces plurales y equilibradas en este ente supranacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

anti-SPAM *